Paso a paso

Primero se realiza un estudio de la fisonomía facial y se analiza el estado de las cejas. Después se elabora el diseño adecuado usando unas herramientas de precisión para asegurar la proporción adecuada, forma y grosor de las cejas. La mayor importancia en este caso tiene la harmonía a parte de gustos de cada persona. A continuación, se realiza el tratamiento a mano alzada y con un instrumento parecido a una pluma o ‘pen manual’ –en lugar del dermógrafo que se utiliza en micropigmentación–, que va depositando el pigmento trazo a trazo y siguiendo la técnica del pelo a pelo. Este pigmento –específico para microblading, de tipo inorgánico, con base mineral e hipoalergénico–, queda a nivel de la epidermis o superficial, a diferencia de lo que ocurre en la ‘micro’, en la que se introduce entre las capas de la epidermis y la dermis. El proceso de cicatrización es más rápido, al tratarse de un tratamiento superficial.

Los resultados: Corregir o reconstruir completa o parcialmente una ceja carente de pelo. Además de proporcionarles un color adecuado para espesar y mejorar la forma. Bien realizado, puede hacer visualmente los ojos más grandes y expresivos, así como equilibrar las facciones proporcionando simetría al rostro. Y algo más: es menos doloroso que una micropigmentación.

Sesiones: transcurrido más o menos un mes de la sesión, se recomienda realizar una segunda sesión de repaso o retoque, para perfeccionar el resultado.

Duración: entre un año y un año y medio, según la edad, tipo de piel y el correcto seguimiento de los cuidados postratamiento.

Cuidados: una hora después del tratamiento se debe limpiar suavemente las cejas sin estirar la piel hasta quitar por completo los restos del pigmento. De esta manera se elimina los restos de linfa para evitar la formación de costra. Después de haber limpiado la piel se debe aplicar una crema que se le receto en función de su tipo de piel y hábitos. Durante el día ese proceso debe repetirse de 3 a 5 veces.

Durante los primeros 7 días, evite todas las cremas (excepto las protectoras), todo el maquillaje en la área de las cejas. Evite los ejercicios que causan sudoración excesiva, sauna, masajes faciales y inhalación.

EN LOS PRÓXIMOS 30 DÍAS EVITE: 

· tomar el sol 

· solarium

· terapia ligera (de láser)

· los peelings químicos

· ácidos de frutas 

· microdermoabrasión 

· cremas que contienen factores de regeneración

Siempre proteja sus cejas del sol mediante el uso de crema de protección solar (no solo durante los primeros 7 días) 

Siempre debe evitar los tratamientos con láser en el área tratada durante el periodo de cicatrización (láser Fraxel, IPL) porque pueden destruir el pigmento y causar inflamación. 

Puede producirse una decoloración mas rápida del pigmento si se usa antibióticos o están sometidos a la terapia hormonal.